ARENAS DEL TIEMPO

 

– Pero… ¿y qué son los recuerdos?

 

– Son una cosa extraña, parece que siempre están ahí, pero no podemos sacarlos cuando queremos.

Tal vez sea mejor así, no perderemos tiempo lamentándonos o viviendo en el pasado por buenos que sean.

 

– Pero es necesario recordar, así sabemos de donde venimos; necesitamos saber de donde venimos para no perdernos, para poder sentir que tenemos raíces, de no ser así, todo sería efímero.

 

– Mmmm, puede ser. Pienso que los recuerdos son como objetos que construimos, que apreciamos y que guardamos en una espacio, llano, limpio, tranquilo. Y un buen día empiezan a ser cubiertos por arena; pequeños granos de arena llamados segundos, se acumulan y forman pendientes, dunas y hermosos espejismos y bajo todo eso están enterrados los recuerdos.

A veces en algunas situaciones recordamos cosas, un viento pasa y desentierra algunos recuerdos; a veces no completamente y nosotros nos quedamos sacándolos de la arena.

 

– ¿Entonces crees que no somos capaces de recordar por nuestra propia voluntad? no lo creo, tenemos que ser capaces de eso.

– No lo se con precisión. Lo importante es que los recuerdos siempre están ahí, esperando a que un buen viento los desentierre, para poder disfrutar, sentir.

 

– Si, al final recordar ayuda a aprender y eso es a lo que vinimos a este planeta, para eso vivimos: para aprender. Aprender cada instante durante toda la vida, así nos quedemos enterrados bajo toneladas de arena.
Hasta la próxima.